Villa de Corullon

39,25  37,44 

13 disponibles

El vino Villa de Corullón es un vino de parcela ubicada en el Corullón. Es un vino marcado por la potencia, la intensidad de unos suelos pizarrosos y el vigor de unos viejos viñedos, de entre 60 y 100 años; y a su vez, por la elegancia de una textura aterciopelada.

De un año seco pero con una vendimia lluviosa, que ha dado lugar a un raro pero precioso equilibrio. De hecho, ha sido el año más seco del último medio siglo en Corullón, con una primavera y un verano especialmente escasos en precipitaciones, pero con unas temperaturas constantes y moderadas que en algunos momentos adelantaron el ciclo vegetativo en casi dos semanas. Sólo la llegada de la vendimia equilibró esta falta de humedad con unas precipitaciones que sumaron la tercera parte de las lluvias del año, llegando a caer hasta 100 litros a mediados de septiembre. Una primavera y un verano de perfil continental, en definitiva, con una vendimia húmeda, propia del clima atlántico.

Independiente de estas condiciones meteorológicas, debido a que la mencía es una variedad con un ciclo vegetativo corto, que acelera además la maduración en el tramo final, las zonas más tempranas maduran todos los años en las mismas fechas; sólo en las cotas más altas puedan retrasarse incluso un mes, como fue el caso en La Faraona. Propio de las añadas secas, la sequedad de 2015 no ha adelantado el inicio de la vendimia (5 septiembre), pero sí la ha concentrado en menos días (sólo 23 días cuando lo habitual en añadas más húmedas pueden llegar a ser 2 meses).

Los vinos siguen el carácter fresco y atlántico de las dos añadas anteriores y parecen recoger tanto el aroma de la uva bien madurada al sol como la frescura de su húmeda vendimia. Delicados, muy aromáticos y con taninos fluidos y sedosos.

NOTA DE CATA:

Vista: Color cereza picota con reflejos violáceos, limpio y brillante. Bonita y fina lágrima.
Nariz: Nariz limpia, de elevada intensidad, compleja, a la que le cuesta expresarse. Tras hacer girar la copa, frutos rojos, carnosos, maduros, recuerdos florales, violetas, lavanda, notas tostadas, especiadas, minerales, balsámicas. Una nariz profunda y muy agradable.
Boca: Fresco y muy sabroso, con un paso que deja una gran carga frutal y golosas notas florales tras de sí. Muy buena acidez, definida e integrada, taninos presentes, amables, buena estructura y textura fluida, muy vivo. Final largo y muy persistente.

Con un gran potencial de envejecimiento alto y su momento óptimo de consumo es a partir de su quinto año en botella si se conserva en buenas condiciones.

Maridaje:
Chuletillas de cordero lechal,
foie micuit,
hongos/setas,
quesos curados.

Peso 1 kg
Producto

Volumen 750 ml
Bodega

Denominación

Añada